Consejos para el baño

Consejos para el baño:

Consejos generales para practicar el baño:

  • No sobrevalore sus aptitudes como nadador.
  • No pretenda nadar en lugares en los que no sea autosuficiente dentro del agua.
  • Mucha precaución en zonas en las que no vea el fondo: puede encontrarse con rocas o lodos.
  • No se lance de cabeza si no conoce bien el lugar y sabe con certeza que no encontrará rocas o poca profundidad.
  • Evite el baño después de comer copiosamente.
  • Guarde , al menos, dos horas después de la comida para hacer la digestión.
  • Posteriormente, no entre bruscamente en el agua, moje primero los brazos, piernas y nuca. Luego, sumérjase poco a poco.
  • Evite los baños en aguas demasiado frías.
  • Si observa que alguien pide ayuda desde dentro del agua, pida a su vez usted también ayuda a otros a la vez que intente ayudar.
  • El sol es malo en exceso: utilice cremas protectoras anti-solares.
  • Si la intensidad del sol es muy fuerte proteja especialmente la cabeza, sobre todo en los niños.
  • Si va acompañado de niños, no los pierda nunca de vista aunque sepan nadar o aunque estén equipados con flotadores.

Consejos para practicar el baño en piscinas:

  • Si padece alguna enfermedad infecciosa o micosis, evite el baño.
  • Localice y memorice la ubicación de los socorristas.
  • Siga siempre sus instrucciones.
  • Dúchese antes y después de cada baño.
  • No introduzca en el recinto de piscina elementos de vidrio (botellas, vasos, etc.).
  • No se aventure en las zonas de mayor profundidad si no sabe nadar suficientemente bien.
  • No ande descalzo por las inmediaciones de la piscina.
  • Evite los juegos violentos tanto dentro del agua como en las proximidades.
  • No se lance desde trampolines altos si no domina perfectamente la técnica.
  • No haga prácticas que pueda poner en peligro o molestar al resto de bañistas.

Consejos para practicar el baño en ríos y embalses:

  • Asegúrese de que en el lugar elegido está permitida la práctica del baño.
  • Entérese de dónde está el puesto de socorro o teléfono más próximo.
  • Antes de lanzarse al agua, valore los posibles riesgos del lugar.
  • Preste especial atención a los remolinos y corrientes, muy frecuentes en ríos y embalses.
  • No se deje llevar por la corriente subido en flotadores.
  • Utilice sandalias de plástico para sumergirse. Nunca se sabe qué puede haber debajo del agua.
  • Si no sabe nadar, báñese en zonas protegidas y siga las instrucciones de los socorristas.
  • Evite los cambios bruscos de temperatura, estos, pueden dar lugar a graves accidentes como la parada cardiorespiratoria.
  • Mójese de forma progresiva, empezando por la cara y nuca antes de zambullirse.
  • Evite tener que saltar al agua. Si lo hace asegúrese de que hay profundidad suficiente y está libre de obstáculos.
  • No se bañe solo.
  • No se bañe si ha comido o bebido en exceso, si ha hecho ejercicio y está cansado, si no se encuentra bien, o si hay tormentas.

VOLVER
Fuente e imagen: Comunidad de Madrid.
Anuncios